Blog.

La recuperación económica, uno de los factores que afectaron a la calidad del aire en España en 2017.

En el post de la semana pasada hablamos de cómo la contaminación del aire provocada por la forma en la que nos movemos en la ciudad afecta a nuestra salud. En este post veremos que la movilidad no es el único factor que empeora la calidad del aire que respiramos.

La ONG Ecologistas en Acción denuncia en su informeLa calidad del aire en España durante 2017” que el 88% del territorio español estuvo expuesto a un nivel de contaminación nocivo. Esto supone que el 97% de los ciudadanos respiramos aire contaminado durante ese año y el 38% respiró aire contaminado por encima de los límites legales de acuerdo a los estándares europeos y españoles. Según esta ONG, esta degradación de la calidad del aire se debe a la recuperación económica.

Durante 2017 aumentaron los niveles de contaminación por partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), dióxido de nitrógeno (NO2), ozono troposférico (O3) y dióxido de azufre (CO2).

 

Causas de la degradación de la calidad del aire.

Es una obviedad que el tráfico rodado siempre está presente entre los contribuyentes a la contaminación del aire pero también juegan un papel decisivo  las fuentes industriales en zonas de fábrica y en los entornos de las grandes centrales térmicas de carbón.

Siguiendo con el impacto del transporte, el marítimo también tiene un gran impacto, sobre todo en las regiones del litoral y en las localidades portuarias.

La etapa de recuperación económica en la que se encontraba España en 2017 fue determinante en el aumento de la quema de combustibles fósiles en el transporte, en la producción de electricidad y en la industria, volviendo al nivel de consumo energético del inicio de la crisis. Es por eso que Ecologistas en Acción apunta a la nueva coyuntura económica como causante del incremento de la contaminación del aire en 2017.

 

Soluciones propuestas.

En este mismo informe la ONG propone soluciones a las causas anteriormente mencionadas, pero sobre todo remarca la importancia de diseñar planes de Mejora de la Calidad del Aire y planes de acción a corto plazo para los municipios.

Propone la reducción del tráfico y anima a potenciar el uso del transporte público y otras opciones más sostenibles, como la bicicleta, con tal de reducir la contaminación del aire.

En lo referente a la reducción de la contaminación, apoya el incremento del uso de las energías renovables, la penalización del uso del diésel y de la incineración de residuos.

Finalmente, respecto al impacto del transporte marítimo, exige al gobierno que promueva un área de control de emisiones del transporte marítimo en las aguas de Europa.

 

Conclusión.

Como podemos ver, aunque haya más factores que definitivamente tienen un impacto negativo en la calidad del aire, el transporte terrestre está siempre presente y las alternativas más sostenibles como la bicicleta o el transporte público son las que mayor apoyo obtienen. No solo eso, sino que también son las formas más viables de que cada uno de nosotros aportemos de forma independiente un granito de arena a la mejora de la calidad del aire que todos respiramos.

12 Oct, 2018 I Categorías: Actualidad I No Comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. C/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona