Blog.

  • renovació de la flota d'autobusos

La flota de autobuses de Barcelona es cada vez más amable con el medio ambiente.

Durante los próximos dos años se pondrán en circulación 254 nuevos autobuses en la ciudad de Barcelona en el marco de un proceso de modernización de la flota de Transports Metropolitans de Barcelona gracias a un crédito recibido del Banco Europeo de Inversiones (BEI). Los actuales vehículos de diésel y gas natural comprimido primera generación serán sustituidos por otros 116 nuevos autobuses eléctricos, 63 híbridos y 75 de gas natural comprimido de última generación.

Esta renovación de la flota de autobuses urbanos de Barcelona se realizará de manera gradual, a finales de 2019 se sustituirán los primeros 105 autobuses, en 2020 serán otros 75 y finalmente en 2021 otros 74. De esta manera se acelerará la transición de la red de autobuses de Barcelona hacia un sistema más sostenible y amable. Al mismo tiempo también se conseguirá una flota con mayor calidad y una mayor fiabilidad del servicio, y también se mejorará el sistema de información a bordo y se construirán nuevas estaciones de recarga eléctrica.

El objetivo de la renovación de la flota de autobuses de Barcelona.

El objetivo de esta transición es doble, por un lado, y como hemos venido comentando, es crear una red de autobuses que sea respetuosa con el medio ambiente, y por otro lado, se pretende aumentar el número de ciudadanos a que optan por viajar en autobús en su día a día, para así reducir el uso del transporte privado. En los últimos años, en Barcelona, la utilización de los autobuses urbanos se ha incrementado en un 17% y sigue con una tendencia ascendente.

Tal y como ha valorado el consejero delegado de TMB Enric Cañas, “con el apoyo decisivo del BEI, la actual reconversión ambiental de la flota de autobuses de Barcelona está claramente orientada hacia la electrificación. Con los coches 100% eléctricos que incorporaremos hasta 2021 podremos conseguir que líneas completas de nuestra red principal, como la horizontal H16 y las verticales V11, V13 y V15 y también algunas líneas de proximidad, pasen a ser de emisión cero. El transporte eléctrico comporta unas necesidades de inversión inicial más elevadas, tanto en vehículos como en infraestructura, para las cuales resulta vital contar con una financiación adecuada de las administraciones responsables del transporte público y de las entidades financieras”.

18 Jun, 2019 I Categorías: Actualidad I No Comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. C/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona