Blog.

Semana de la Movilidad Europea 2020.

Este año, la Semana de la Movilidad Europea del 2020, bajo el lema “Por una movilidad sin emisiones”, llega en un momento marcado por la COVID-19 y en el que se notan dos tendencias: por un lado, el uso de la bicicleta ha tenido un crecimiento muy importante en muchos países, y por otro lado, el uso del transporte público ha experimentado una reducción significativa.

Según las encuestas realizadas por el Instituto de Movilidad acerca de los efectos de la COVID-19 en la Movilidad, ha habido una reducción generalizada de la movilidad de las personas debido a la reducción de la actividad de éstas. El transporte público ha sido el medio más afectado debido a la sensación de inseguridad, la disminución de la oferta y una menor congestión de las calles que ha favorecido el uso del vehículo privado.

Teniendo en cuenta las recientes tendencias en la movilidad en el marco de la nueva normalidad, la sociedad se encuentra en un momento clave para conseguir que las tendencias sostenibles se conviertan en hábito.

Por esta razón la Semana Europea de la Movilidad de este año cobra una gran importancia ya que pone el acento en una campaña dirigida a sensibilizar, tanto a los responsables políticos como a los ciudadanos. Efectivamente, esta campaña trata de las consecuencias negativas que tiene el uso innecesario de los vehículos con motor, especialmente motor de combustión, en la ciudad, tanto para la salud pública como para el medio ambiente, y los beneficios del uso de modos de transporte más sostenibles y saludables como el transporte público, la bicicleta y los viajes a pie.

La movilidad sostenible.

Aunque este año el lema de la Semana Europea de la Movilidad vaya directamente relacionado con el impacto del transporte sobre el medio ambiente, no debe olvidarse de que los parámetros que determinan si la movilidad en las ciudades es sostenible van más allá de los medioambientales, también se deben tener en cuenta los aspectos de salud, económicos y sociales. Por eso el transporte en nuestras ciudades debe ser social y económicamente accesible para los ciudadanos, y a su vez debe respetar el medioambiente. Para impulsar el uso de la bicicleta, es indispensable dotar a las ciudades de redes seguras y bien conectadas de carriles bici segregados correctamente señalizados. Asimismo, la creación de itinerarios peatonales seguros y protegidos que permitan a los ciudadanos acceder a pie y más fácilmente a las seis funciones sociales urbanas esenciales que son: habitar, trabajar, aprovisionarse, cuidarse, aprender, descansar es una manera clara de incentivar que los ciudadanos se desplacen a pie por sus barrios.

ZICLA y su compromiso con la movilidad sostenible.

En ZICLA aportamos nuestro granito de arena para fomentar la movilidad sostenible en las ciudades. Nuestras soluciones están basadas en productos ecodiseñados, modulares y fabricados con materiales reciclados que permiten diseñar calles accesibles, inclusivas y amables con baja huella ambiental. Nuestro conocimiento y nuestra experiencia han sido probados en más de 250 ciudades que han adoptado nuestros sistemas y familias de productos a lo largo de más de una década, para mejorar la movilidad y la accesibilidad en sus calles.

 

 

16 Sep, 2020 I Categorías: Actualidad I No Comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. C/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona