Blog

  • congestion pricing

Congestion pricing o cómo recaudar fondos destinados a mejorar el transporte público en la ciudad de Nueva York.

Son muchas las ciudades que están tomando medidas para desincentivar el uso del vehículo privado en el centro de la ciudad o en las zonas con mayor densidad de tráfico. Hace un tiempo os contamos en un post del blog cómo las dos ciudades principales de España, Madrid y Barcelona, apuestan por el urbanismo sostenible. Pero no son las únicas, también podemos mencionar Vitoria o Pontevedra, otras dos ciudades españolas referentes en modelos urbanísticos amables con el medio ambiente y con los ciudadanos que las habitan.

La tasa congestion pricing de la ciudad de Nueva York.

Esta vez ha sido la gran ciudad norteamericana la que se suma a la iniciativa. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha promovido un plan con el que todo el que quiera acceder al centro de la ciudad en un vehículo privado deberá pagar un peaje. Por lo tanto, circular en coche desde Central Park hasta el sur de Manhattan pronto costará más de 10 dólares diarios si lo haces en tu vehículo privado.

A esta medida, llamada congestion pricing, tiene una ambición financiera muy importante: recaudar fondos suficientes para modernizar las redes de metro y cercanías existentes, de manera que sea un servicio eficiente que permita transportar a más gente. Esto ayudará a mejorar la calidad del aire, un problema creado por la contaminación derivada de la congestión del tráfico con la que se encuentran muchas ciudades, y permitirá a su vez a los ciudadanos recuperar un servicio de transporte público de calidad.

Según John Rennie, profesor de Política en la Universidad de Baltimore, explica que “elevando el precio se fuerza al usuario a pensar cuál es el coste de hacer el viaje y en evaluar las alternativas de transporte que tiene”. “Está demostrado que el precio afecta al comportamiento humano. Se cambian los horarios, las rutas o se concentran los viajes”.

¿Qué supone esta medida?

Esta medida promueve la movilidad sostenible de dos maneras, por un lado, con la mejora del sistema de transporte público con los fondos obtenidos con el peaje que hará que los ciudadanos vean el transporte público como una alternativa atractiva. Por otro lado, el cobro del peaje es también una forma de desincentivar a los ciudadanos a utilizar su vehículo privado para acceder al centro de la ciudad o para realizar sus trayectos en esa zona. Se espera que esta iniciativa empuje a los ciudadanos a optar por modos de transporte alternativos como la bicicleta o las líneas de transporte público existentes.

La mejora del servicio de transporte público permite que muchos ciudadanos con ingresos más bajos o en situaciones desfavorables tengan mejor acceso a las ofertas laborales existentes ya que pueden moverse por la ciudad de forma rápida y económica.

11 Abr, 2019 I Categorías: Actualidad I No Comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. c/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona