Blog

  • folding bikes brompton

Las bicicletas plegables otra herramienta clave para la movilidad sostenible.

Cada vez son más las ciudades que están invirtiendo dinero y espacio en mejorar la red de carriles bici para ofrecer una movilidad más práctica y sostenible a los ciudadanos. Barcelona es una de estas ciudades y en ella casi todos los ciudadanos ya disfrutan de un carril bici segregado con elementos separadores tipo Zebra a menos de 300 metros de su casa. Pero aparte de tener una red de carriles bici en la que los ciudadanos se sientan seguros y la consideren su primera opción de transporte para trayectos urbanos, éstos también necesitan poder confiar en el vehículo en sí. Y es que, muchas ciudades como Barcelona por ejemplo, se enfrentan a un problema muy común y difícil de solucionar completamente: los robos de las bicicletas de sus vecinos.

A día de hoy existen varias opciones que ayudan a reducir esta cantidad de robos, como por ejemplo, puedes dejar tu bicicleta en parkings o en aparcamientos con candado. También puedes utilizar el servicio de bicicleta pública con el que no tendrás que preocuparte de que te roben tu bici, o también puedes optar por una bicicleta plegable que puedes llevarte a prácticamente todos lados.

En este post trataremos esta última opción:

Las bicicletas plegables se adaptan a la intermodalidad, ya que está permitido cargar con ellas en transporte público: metro, autobuses y trenes, y como comentábamos anteriormente son más difíciles de robar, ya que al ser más portables puedes llevártelas contigo siempre.

Esta es una de las razones por la que Barcelona se está convirtiendo en “la ciudad de las bicicletas plegables” y explica por qué empresas como Brompton, líder en bicicletas plegables, estén aterrizando en la Ciudad Condal.

Las bicicletas plegables de Brompton.

Brompton es el mayor fabricante de bicicletas del Reino Unido; su fábrica está situada en Greenford, en el oeste de Londres. Desde la firma nos informan de que estas bicicletas son muy adecuadas para las personas que viven o trabajan en las ciudades.

  • La bicicleta se pliega hasta un tercio de su tamaño.
  • El modelo estándar pesa de media tan sólo 11 kg y el modelo eléctrico 13,4 kg.

Por lo que resultan idóneas para llevar en todo tipo de transportes: perfecta para trenes de cercanías, para guardar en el maletero del coche y salir de la ciudad a tomar aire fresco; o para coger el metro o llamar a un taxi si el tiempo cambia o si va a llegar tarde a casa.

9 Mar, 2018 I Categorías: Ciclismo I No Comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. c/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona