Blog

Cinco grandes obras para ganar espacio peatonal en Barcelona hasta 2018.

espacio peatonalEl gobierno de Xavier Trias aprobó El Plan de Movilidad Urbana 2015-2018 (PMU) del Ayuntamiento de Barcelona con el objetivo de incrementar un 10% los desplazamientos a pie por la ciudad, lo que supondría hacer 250.000 desplazamientos más al día y pasar de un 31,9% al 35,1%, y así recuperar el espacio peatonal.

En un año deberíamos llegar a estos números y para ello hay cinco grandes obras en el punto de mira: la superilla de Sant Antoni, la transformación de Pere IV, retomar la reforma del Paral.el y remodelar la avenida Príncep de Astúries.

 ¿Cómo se recuperará el espacio peatonal?

La superilla de Sant Antoni.

El objetivo con la implantación de esta supermanzana es recuperar 26.000 metros cuadrados de espacio público. La transformación cuenta con dos fases:

  • La primera fase consistirá en pacificar las calles Tamarit y Compte Borrell y transformar el cruce en una plaza pública de más de 10.000 metros cuadrados.
  • En la segunda fase se actuará sobre Compte Borrell, entre Gran Via y Florida Blanca y sobre Tamarit, entre Viladomat y Calábria.

Con ambas actuaciones los vecinos de Sant Antoni recuperarán 26.000 metros cuadrados en 2019. A estos 26.000 metros cuadrados se les sumarán 6.000 más cuando las obras del Mercado de San Antonio estén finalizadas.

La avenida Príncep de Astúries.

A día de hoy esta avenida cuenta con cinco carriles (tres para vehículos privados y uno en cada sentido para autobuses). La transformación de la avenida supondrá la reducción de dos carriles, con los cuales se ampliaran las aceras y se crearán una zona de aparcamiento para motos y personas con discapacidad, y un espacio para contenedores.

De esta manera, las aceras pasarán de tener 2,2 metros de ancho a 4,5 metros, así se recuperarán 2.100 metros cuadrados de espacio peatonal.

La calle Pere IV.

En la primera fase de las obras se ha actuado sobre el tramo de la calle Roc Boronat a la calle Bilbao, se ha pacificado el entorno y se le ha dado prioridad al peatón y a la bicicleta mediante la construcción de un carril bici segregado con separadores Zebra de Zicla. Este tramo de 559 metros de longitud ahora tiene un solo sentido y cuenta con un carril de circulación y otro  destinado a zonas de carga y descarga, aparcamiento de motos y otros servicios.

A principios de 2018 se reanudará la transformación de la calle Pere IV en el tramo que va de Rambla de Prim a Selva de Mar.

La avenida Meridiana.

La reforma definitiva aún está sin decidir pero de momento el Ayuntamiento de Barcelona  está trabajando en medidas a corto plazo para mejorar la movilidad y la seguridad en la avenida. Por ejemplo, ha ubicado un carril bus de entrada en el centro de la avenida y uno de salida a la derecha entre Rio de Janeiro y Fabra i Puig, con la intención de agilizar el transporte público.

El entorno del Hospital Clínic.

La mejora del entorno del Hospital Clínic afectará a las calles Villarroel y Roselló, con la construcción de una plaza en la confluencia de ambas vías.

Se mejorará la movilidad a pie alrededor del hospital, reduciendo la calzada para ampliar la zona de peatones del lado de la calle Rosselló.

6 dic, 2017 I Categorías: Actualidad I No Comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. c/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona