Blog.

  • ehun-hondakinak

Multinacionales de la moda apuestan por una nueva economía textil.

Inditex y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) se han unido para investigar tecnologías para poder crear y desarrollar nuevas fibras textiles a partir de prendas usadas, y así reinventarse hacia una nueva economía textil. “En los procesos de producción de los tejidos reciclados se consume menos agua, energía y recursos naturales que en la creación de nuevas fibras, por lo que su impacto medioambiental es menor”, explican desde la multinacional gallega. “Aunque el reciclaje downcycling, aquel en el que se consiguen materiales de menor calidad de los originales, es el más desarrollado en la industria textil, en Inditex apostamos por el desarrollo del reciclaje upcycling, que permite crear nuevas fibras con la misma calidad”.

¿Qué recicla Inditex?

La multinacional está principalmente enfocada en dar una nueva vida a sus residuos textiles de algodón y poliéster ya que son dos tejidos muy utilizados en sus prendas.

Por un lado, estos son los pasos que siguen para reciclar el algodón:

  • Se clasifican las prendas por tipo y color.
  • Se trituran en pequeñas fibras que posteriormente se cardan.
  • Se mezclan las fibras formando nuevos hilos.

Por otro lado, el poliéster reciclado se puede obtener a partir de botellas de  plástico trituradas en trozos muy pequeños. Después de un proceso de polimerización, se transforman en un nuevas fibras sintéticas.

Algunos números.

Inditex ha fabricado 36,7 millones de prendas con algodón 100% orgánico. Éste está cultivado sin utilizar fertilizantes ni pesticidas y las semillas no están modificadas genéticamente. Por tanto el cultivo de este material necesita un 90% menos de agua y un 60% menos de energía que el convencional.

Circular Fibres Initiative.

El informe realizado por Circular Fibres Initiative (Iniciativa de Fibras Circulares) de la Ellen MacArthur Foundation [enlace en Inglés], llama a la industria de la moda a adoptar esta nueva visión y así integrarse en la economía circular.

La ropa es una necesidad del día a día, y para muchos va más allá que eso, es una forma de expresar su identidad. Pero el actual modelo insostenible de la industria es una de las causas de muchos de los impactos medioambientales y de la pérdida de valor económico sustancial.

A día de hoy, cada segundo se queman o depositan en un vertedero la cantidad equivalente a un camión de residuos textiles. Lo que se calcula que equivale a 500$ de pérdida el año en ropa que queda fuera de uso y no se recicla.

Si esta tendencia perdura se calcula que para 2050 la industria de la moda utilizará un cuarto de todas las reservar mundiales de carbono.

Además, aparte de ser un derroche, la industria de la moda es también altamente contaminante: al año se lanzan al mar media tonelada de microfibras, lo equivalente a más de 50 billones de botellas de plástico. Y éstas son prácticamente imposibles de limpiar y además entran directamente en la cadena de alimentación ya que son ingeridas por los animales marinos que después nosotros consumimos.

Estos números desorbitados y el impacto medioambiental hacen que la industria de la moda necesite evolucionar hacia una nueva economía textil.

La nueva economía textil.

Rediseñar el futuro de la moda presenta una innovadora y positiva visión para un sistema que funciona, y también es una llamada al poder creativo de la industria.

En este nuevo sistema la ropa estará diseñada para alargar su vida útil, para que sea más fácil de vender y reciclar, y también para evitar las toxinas y la polución que emite la industria en su totalidad.

Para poder crear una nueva economía textil se necesita explorar nuevos materiales, liderar nuevos modelos de negocio, aprovechar el poder del diseño, y buscar nuevas formas de crear mejores tecnologías y soluciones.

Este desafío implanta un nuevo y elevado nivel de ambición para la industria de la moda, y requerirá una escala y profundidad de colaboración sin precedentes.

Presentando una comprensión clara de los desafíos a los que se enfrenta y las oportunidades económicas, al igual que la practicidad del negocio, la innovación y la acción de las políticas, el informe la Nueva Economía de los Textiles es un paso muy importante para desarrollar un sistema de los textiles a nivel global que encaje en el siglo XXI.

Zicla y los residuos textiles.

Zicla participó en un proyecto en el que se crearon tableros rígidos a partir de residuos textiles. Los residuos procedían de restos de colecciones y de recortes de la fabricación de prendas, y los tableros desarrollados a partir de estaban destinados a ser empleados en la construcción de vestidores de una de las tiendas de la cadena.

 

8 Ene, 2018 I Categorías: Actualidad I No Comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. C/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona