Blog

  • recogida selectiva

La recogida selectiva de residuos municipales sigue aumentando en el área metropolitana de Barcelona.

La AMB prevé cerrar el 2018 con una tasa de recogida selectiva de residuos municipales de un 35%, gracias al cambio de modelo de recogida aplicado en algunos de los municipios del área. Eso significa que en 2018 se recogerán y se separarán correctamente más de 500.000 toneladas de residuos, un 13% más que el año pasado.

Estos datos reflejan que está funcionando la estrategia que la AMB puso en marcha con los siguiente objetivos:

  • Reducir la generación de residuos.
  • Clasificar correctamente cada fracción para tratar adecuadamente a cada material.
  • Extraer la mayor cantidad de recursos y de energía a partir de los residuos.

 

Además está previsto que esta tendencia de crecimiento continúe por el mismo camino en 2019, ya que el sistema de recogida individualizada se irá ampliando a otros municipios. Esta es una medida necesaria teniendo en cuenta que a día de hoy, el 70% de los municipios tienen una tasa de reciclaje inferior al 50% de la que la Unión Europa quiere conseguir para el 2020.

 

La evolución de la recogida selectiva por fracciones.

A pesar de haber experimentado un aumento generalizado de la recogida selectiva en todas las fracciones, las dos que han tenido un mayor crecimiento son el papel y el cartón. Por otro lado, los envases ligeros y el vidrio también han experimentado un aumento aunque más moderado.

recogida selectiva

2018 es el primer año en el que se ha reducido la incineración de la fracción resto y en el que la recogida selectiva ha superado la de la fracción resto por primera vez desde 2010.

Aún y todo, se calcula que en 2018 cada habitante habrá producido más de 450kg de desechos por año, lo que indica que la región metropolitana tiene que seguir trabajando para reducir la generación de residuos, ya que ésta lleva creciendo sin interrupción desde 2013. Eloi Badia, vicepresidente de Medio Ambiente de la AMB, afirma que “es urgente la aprobación de una nueva ley catalana de residuos que incorpore criterios de prevención y eficiencia en el uso de los recursos”.

 

Mayor separación significa menor coste de tratamiento de residuos.

La recogida selectiva de residuos, además de ayudar al medio ambiente, también supone un ahorro para los ayuntamientos y la ciudadanía. Es decir, los municipios que obtienen unas tasas de recogida superiores a la media metropolitana, se gozarán de una tasa metropolitana de tratamiento de residuos (TMTR) más reducida.

La AMB ha diseñado el sistema de manera que el ahorro obtenido en el proceso de tratamiento de residuos gracias a una buena recogida selectiva, se transfiera a los municipios de manera proporcional, con tal de que éstos sigan aplicando mejoras.

De esta manera, la AMB espera alcanzar los objetivos europeos que permitirán reducir en 15 millones el coste actual del tratamiento de residuos cifrado en 140 millones anuales. Por lo contrario, este coste podría llegar a aumentar en 45 millones de euros desde hoy hasta el 2025 si no se alcanzan dichos objetivos.

20 dic, 2018 I Categorías: Actualidad I No Comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. c/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona