Blog.

¿Por qué es importante reciclar latas?

Por regla general no somos conscientes de las cifras que una actuación sostenible puede producir y es una lástima porque de serlo aumentaríamos nuestro nivel de consciencia y las acciones a favor del reciclado.

Si nos atenemos a las cifras en el año 2015 se reciclaron 29.500 toneladas de aluminio procedente de envases que correspondía a un 43’5% del total de las altas puestas en circulación durante aquel año.

Arpal, Asociación para el reciclado de productos de aluminio, es una organización española sin ánimo de lucro que asegura a sus asociados la máxima eficacia en la promoción de los productos de aluminio a través de su reciclado. Nació en abril de 1994 con el objetivo de promover el reciclado de envases y botes de bebidas de aluminio usados y de otros productos del mismo material. Cada año publica estadísticas sobre el reciclado de productos de aluminio principalmente latas de refrescos que permite conocer el número de envases recogidos para volver a ser introducidos en el proceso productivo.

El siguiente cuadro recoge las cantidades de envases de aluminio recuperadas a través de las distintas vías en el año 2015 y las tasas de reciclado y de valoración total de estos envases:

 

reciclar latas

 

La propia Argal nos instruye sobre la importancia de reciclar las latas:

Debido al considerable ahorro producido durante el reciclado y a la sencillez del proceso, el aluminio se empezó a reciclar muy pronto y hoy en día es una actividad normal, técnicamente resuelta y rentable.

¿Que aporta el proceso del reciclaje del aluminio?

El proceso de reciclado del aluminio aporta, además, importantes beneficios medioambientales, económicos y sociales:

• Al producir aluminio a partir de chatarra existe un ahorro del 95% de la energía si se compara con la producción a partir del mineral.

• En el proceso de reciclado no cambian las características del material ya que se obtiene un producto con las mismas propiedades. Además, el aluminio puede reciclarse indefinidamente y sin disminuir la calidad del mismo.

• El 100% del material puede ser reciclado.

• En el proceso de reciclado de latas no hay que eliminar otro tipo de materiales, ya que tanto la tapa como la lata son de aluminio; en general, un producto es más fácil de reciclar si está compuesto por un único material.

• Las latas vacías se pueden aplastar fácilmente, ocupando muy poco volumen, por lo que son fáciles de transportar.

• El reciclado es un proceso rentable porque el aluminio es un metal valioso: por ejemplo, las latas de bebidas usadas recogidas alcanzan un alto valor en el mercado.

Reutilización indefinida: El aluminio recuperado, una vez seleccionado y prensado, se funde y con él se fabrican nuevos lingotes de aluminio que se utilizan para cualquier aplicación.

Dado que el aluminio no es biodegradable y pequeñas cantidades de aluminio en vertederos generalmente se disuelven y terminan en lagos, arroyos y ríos. Algo de este aluminio también es absorbido por las plantas desde el suelo.

Las latas de aluminio tardan 400 años en descomponerse cuando se dejan en un vertedero, de acuerdo con Project Green Planet.

Así pues dados los efectos nocivos para la salud y las grandes ventajas que se derivan del proceso de recuperación nos indican que reciclar las latas de aluminio no es sólo una buena práctica para mejorar la salud de nuestro entorno si no que además constituye una fuente de ahorro importante.

16 Ago, 2017 I Categorías: Actualidad I No Comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. C/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona