Blog.

  • ekonomia zirkularra eta enpresa

El mundo empresarial cada vez más concienciado con la economía circular.

Se espera que en 2030 haya mil millones de personas más de las que hay ahora en el Mundo. Esta tendencia ascendente de la población hace que surjan dudas al respecto de si seremos capaces de limitar el calentamiento global y adaptarnos a los márgenes planteados por el Acuerdo de París.

El Banco Mundial tiene muy claro lo que debemos hacer: cambiar los modelos de producción y consumo a los que estamos acostumbrados. Por eso, propone una transición hacia la economía circular, “aquella economía capaz de reciclarse a sí misma, que diseña procesos y productos sostenibles, prolonga su vida útil, optimiza materiales y consumo de agua y energía, reduce emisiones, minimiza y reutiliza residuos”.

La Unión Europea estima que la economía circular podría suponer un ahorro de 600.000 millones de euros para las empresas europeas en 2030, el 8% del volumen de negocios anual. Y a su vez podrá generar 2.000.000 de puestos de trabajo en los próximo 11 años.

La economía circular y la empresa deben ir de la mano.

Cada vez es mayor la concienciación sobre la necesidad de una transición hacia modelos de negocio más sostenibles y para ello la economía circular y la empresa deben jugar en la misma liga.

Por ejemplo, Repsol ha impulsado varios proyectos en este ámbito uno de los cuales es el proyecto Reciclex. Éste consiste en el desarrollo de poliolefinas a partir de piezas plásticas extraídas de vehículos fuera de uso. Estas poliolefinas pueden transformarse posteriormente en productos que vuelven al mercado.

Íñigo Palacio, gerente sénior de Desarrollo Ambiental y Social de Repsol indica a El País que “cada vez es más evidente el nexo entre economía circular y economía del bienestar, y el criterio clave es la eficiencia económica relacionada con el uso de los recursos naturales o comunes“.

El proyecto Reciclex se parece al proyecto Car Mining impulsado por Autogruas Sant Jordi en Cataluña y subvencionado por la Agencia de Residuos de Cataluña, en el que Zicla ha participado. Dicho proyecto  tuvo como objetivo estudiar la viabilidad técnica y económica de recuperar los plásticos de alta calidad en los Vehículos Fuera de Uso (VFU) de los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) de Cataluña. Car Mining se propone dar valor a un residuo de gran potencial, permitiendo su reentrada en el mercado del plástico como materia prima secundaria evitando así la producción de plástico virgen a partir de una fuente no renovable como es el petróleo.

20 Feb, 2019 I Categorías: Actualidad I No Comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. C/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona