Blog.

Cómo separar la basura doméstica correctamente para que pueda ser reciclada.

como superar basura domestica

Afortunadamente el reciclaje de los residuos domésticos ha dejado de ser privativo para una minoría para encontrar un lugar en la consciencia colectiva. Me permito este lenguaje un tanto críptico porque aunque el avance ha sido considerable en muchos hogares no pasa del nivel de buenas intenciones y como dice la sabiduría popular obras son amores y no buenas razones.

El reciclaje es una opción vital que se inserta en el día a día de cada persona y que pasa a ser a través de la repetición un hábito que configura un círculo virtuoso. Pero no sólo de la repetición vive un hábito puesto que también necesita un método eficaz que la refuerce.

Para que la basura que generamos se pueda reciclar sólo tenemos que separarla correctamente, y depositarla en los contenedores que se han instalado en la calle para esta finalidad.

La regla de oro es que cada tipo de residuo tiene un contenedor asignado y solo tenemos que detectarlo y usarlo.

¿Qué depositaremos en el contenedor amarillo?

Genéricamente envases y en particular:

  • Latas de bebidas (cerveza, refrescos)
  • Latas de conservas
  • Platos y bandejas de aluminio (p. ej., los de comidas preparadas)
  • Briks (de leche, nata, batidos, zumos, vino, caldo…)
  • Botellas (agua, refrescos, leche, zumo, aceite comestible, etc.)
  • Envases de productos lácteos (yogures, flan y otros postres lácteos)
  • Bandejas y cajas de “corcho blanco” (las de la fruta, verduras, carne, pollo y pescado).
  • Vasos, platos y cubiertos de plástico desechables; tapas y tapones de plástico, etc.
  • Botes de plástico de productos de aseo (champú, cremas, desodorante, pasta dentífrica, …)
  • Botes de plástico de productos de limpieza
  • Bolsas de plástico para alimentos ( verduras, pan de molde, bollería, …)
  • Bolsas y recipientes de aluminio para alimentos
  • Bolsas que entregan las tiendas, supermercados
  • Envoltorios de plástico (el film transparente que acompaña a las bandejas)

Bajo ningún concepto introduciremos botes de pintura ni productos químicos en este contenedor.

¿Y en el contenedor verde?

Es el del cristal y de los envases de vidrio tales como:

  • Botellas de vidrio.
  • Tarros y frascos de conservas.
  • Tarros de cosmética y perfumería.
  • Jaras y copas de vidrio.

Nunca hemos de depositar restos de tubos fluorescentes y bombillas ni botes de medicamentos o envases de vidrio con productos considerados tóxicos o peligrosos.

¿Qué pasa con el contenedor azul?

Pues que aquí irán los restos de papel y cartón tales como:

  • Bolsas de papel
  • Cajas de cartón
  • Carpetas
  • Cartón y cartulina
  • Folios usados
  • Hueveras de cartón
  • Libretas
  • Periódicos
  • Revistas
  • Sobres

No debemos introducir en este tipo de contenedor ni envases mixtos de papel o plástico, ni bricks de productos comestibles ni papeles de cocina sucios y empapados de aceite o manteles de papel manchados.

¿Y los residuos orgánicos?

Pues irán al contenedor marrón; allí depositaremos:

  • Restos de alimentos.
  • Restos vegetales tales como flores, plantas, etc.

¿Y los otros tipos de deshechos?

Pues irán al contenedor de color gris siempre que no sean tóxicos ni peligrosos. En este contenedor depositaremos por ejemplo:

  • Cerámica y loza.
  • Copas y vasos de cristal.
  • Compresas y tampones.
  • Pañales.
  • Papel plastificado, encerado o metalizado.
  • Fotografías.
  • Etc.

 

¿Y si mi residuo no tiene cabida en ninguno de los contenedores que acabamos de describir?

Cuando dudemos sobre un residuo o sepamos que realmente no tiene cabida en un contenedor específico lo llevaremos al Punto Limpio, que es un lugar habilitado por los ayuntamientos para dejar aquellos residuos que no son aceptados en los contenedores dispuestos en la calle.

En especial irán al punto limpio:

  • Equipos eléctricos y electrónicos: juguetes, teléfonos móviles. electrodomésticos, ordenadores, etc.
  • Pilas.
  • Ropa.
  • Aceite de cocina.
  • Tintas y otros consumibles de impresoras.
  • Electrodomésticos
  • Tubos fluorescentes y bombillas.
  • Pinturas.
  • Fotografías, radiografías y similares.
  • Cápsulas de café ya sean metálicas o de plástico.

Si nos acostumbramos a los colores que identifican todos los tipos de contenedores podremos reciclar la basura correctamente. Hábitos saludables para un mundo más habitable.

30 Mar, 2017 I Categorías: Actualidad I No Comentarios

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. C/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona