Blog

Recuerda que al ir en bicicleta el casco es obligatorio

casco obligatorio bicicleta

 

Cuando circulas con tu bicicleta tu cuerpo y tu cabeza corren más riesgos que cuando va a pie. Las razones son obvias pero no por ello vamos a dejar de recordarlas:

  • Te mueves en equilibrio inestable. Las dos ruedas son un medio de transporte muy cómodo, tu te sientes con total seguridad pero, te guste o no, estás desafiando las leyes de la física y manteniendo una situación algo forzada de equilibrio.
  • Vas a mayor velocidad que cuando circulas a pie. En algunas ocasiones no te das cuenta de lo elevada que llega a ser y como en todo medio de transporte la velocidad es inversamente proporcional a la capacidad de reacción en frente de una incidencia.
  • Tu eres la carrocería. Tu cuerpo es quien recibe el impacto y por su forma y las zonas habituales de circulación la parte que tiene mayor probabilidad sufrir daños de consideración que pueden ser irreversibles es la cabeza.
  • Tu eres un buen ciclista y además prudente pero no puedes controlar los imprevistos. Desde el cruce de un peatón despistado, el abordaje de otro vehículo, la aparición de un suelo resbaladizo o un animal que decide ir a parar bajo tus ruedas. Y al final todo se puede acabar traduciendo en una caída.

 

El uso del casco obligatorio para ciclistas está regulado por la ley

 

Concretamente por el Reglamento General de Circulación siempre que se circule por vías públicas donde este tenga efecto que son:

  • Para los adultos, personas mayores de 16 años, el uso de casco ciclista es obligatorio siempre que se circule fuera de la ciudad.
  • Para los menores de 16 años es obligatorio el uso de casco ciclista siempre, tanto en la circulación por ciudad como fuera de ella.
  • Hay excepciones como es el caso de rampas ascendentes prolongadas, cuando exista una prescripción médica contraria al uso del casco ciclista, siempre con el certificado médico oficial correspondiente, o en condiciones de calor extremo.

 

La realidad es que la tecnología y el diseño proporcionan modelos de casco ligeros, muy resistentes y que pueden ser utilizados sin mayor problema bajo condiciones de calor extremas y estéticamente atractivos por lo que el uso del casco ciclista obligatorio ha dejado de ser una carga para convertirse en un placer y en un signo de distinción.

Si los motoristas llevan el casco siempre a cuestas ¿cómo no van a llevarlo los ciclistas cuando este es más pequeño? Y existen en el mercado modelos plegables que minimizan el tamaño hasta límites insospechados. Las posibilidades y las facilidades son inmensas.

La obligatoriedad fijada por la ley es de mínimos y está basada en el absoluto sentido común pero se queda corta. En la ciudad los bordillos de las aceras, los alcorques del arbolado y sin ir más lejos el duro asfalto son altamente peligrosos para la seguridad de los ciclistas y sobre todo para su cabeza.

Por esto mas allá de que el uso del casco ciclista sea obligatorio en las circunstancias fijadas por el reglamento el propio instinto de conservación indica que su uso debe ser constante en cualquier circunstancia.

Que el placer de ir en bicicleta, el uso de un medio de transporte saludable y sostenible no te haga perder la cabeza. Utiliza siempre el casco, sea o no obligatorio.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

info@zicla.com | T. +34 932 242 731. c/ Ramon Turró 100-104, 4º-3ª. 08005, Barcelona